Visor de contenido web

Talleres

Talleres didácticos para niños y mayores. Descubre, experimenta, emociónate, disfruta, sorpréndete, diviértete y aprende.
Entraremos en los cuadros, haremos nuestro propio museo y contaremos historias.
Visitaremos, conoceremos y experimentaremos un montón de paisajes.

¿Cómo?
Los talleres se realizarán mediante cita previa, a través de los teléfonos 96 387 03 19 y 96 387 03 20.
Correo electrónico: museo_bbaadidactica@gva.es

Horario
Martes a viernes en el horario de apertura del Museo.
Duración: 2 horas aproximadamente.

 

TALLER EL MUSEU A LA BUTXACA
(Grupos escolares de 4 a 7 años, máx. 25 alumnos por sesión)
El taller parte del concepto de museo. Los más pequeños descubrirán a través del juego y el misterio cómo es un museo.
Las actividades giran en torno al concepto de caja mágica, de sorpresas y baúl de los recuerdos. Es como un maletín transformable que, por arte de magia, configura un entorno espacial acogedor, un pequeño telón de teatro ambulante que invita a un posterior paseo por el museo con expectación y curiosidad. Las actividades dialogan con el Museo, absorben su ambiente, recogen sus historias, las incorpora al maletín de viaje del taller y se guardan en la memoria.

Partes y actividades en las que está organizado el taller:
El espacio del museo y el viaje. Para viajar al interior del Museo entraremos en uno de sus cuadros. Al igual que Alicia traspasa el mundo del espejo y descubre qué hay detrás de su apariencia, al adentrarnos en un cuadro descubrimos que ya no sólo contemplamos éstos desde fuera, sino que podemos participar de sus historias y de sus afinidades o amistades. ¿Cómo?. Los cuadros nos contarán que sus vínculos familiares es ser una colección, es más, nos dirán que los han coleccionado por su antigüedad, su importancia artística y por las interesantes historias que cuentan.

La colección. ¿Jugamos a coleccionar y ordenar? ¿Por qué los cuadros del Museo están expuestos en un orden? ¿Se podrían ordenar de otro modo? ¿Cómo los ordenamos? ¿Por tamaño, colores, formato, tema, época, ...?.

Los cuadros cuentan historias. Veo, veo. ¿Qué ves?. Muchas cosas: una casa, una familia, un paisaje al fondo, … ¿Qué pasa en el cuadro? ¿Qué hacen las personas que están representadas?. Estas y otras muchas preguntas vuelan por nuestra cabeza, basta con imaginar respuestas y estaremos un poco más dentro del cuadro al compartir sus misterios.

¿Quién es quién?. Los retratos del Museo están tristes después de tantos y tantos años sin moverse y sin tomar el sol. ¿Por qué no les invitamos a que se disfracen con un poco de color en sus bigotes, pelo, cejas, sombrero y vestidos?.

¿Cómo podemos contar las mismas historias de otra forma?. Todos los que estaban en el cuadro se han ido a dar una vuelta. Ahora tenemos que sustituirlos. ¿Cómo nos ponemos? ¿En que pose?. Y sobre todo: ¿Qué nos ponemos?. El baúl mágico del taller se abrirá para que imaginemos la solución.

 

TALLER EL PAISATGE: UN GÈNERE DE LA MIRADA
(Alumnos a partir de 8 años, máx. 25 personas por sesión)
Con el taller El paisatge: un gènere de la mirada iniciamos un ciclo cuya finalidad es partir de la tradicional división por géneros pictóricos desde una concepción amplia, es decir, que incluya las manifestaciones fotográficas y del arte de nuestros días. El objetivo principal es acercarse a la colección permanente del Museo de Bellas Artes de Valencia y a las diversas exposiciones temporales que, siguiendo este criterio, podrían entrar en un interesante diálogo entre historia y contemporaneidad, tradición y modernidad.
Consta de cinco bloques temáticos que contemplan diferentes subgéneros que históricamente han formado parte de la representación pictórica del paisaje. Éstos son: el paisaje de interiores, viajes y paisaje, la mirada de la ciudad, el paisaje imaginario y el paisaje de la cultura. En estos enunciados se incluyen los tradicionales interiores holandeses, las marinas, los paisajes con escenas mitológicas o religiosas, las vistas de ciudades y los paisajes urbanos, los paisajes costumbristas, y todos aquellos subgéneros pictóricos en los que de un modo participa el paisaje.

1.- El paisaje de interiores
El paisaje de interiores se puede considerar como una especie de puesta en escena. En estos paisajes está presente una visión que va desde la cotidianeidad de los interiores holandeses a la mirada historicista de la pintura decimonónica, precedente inmediato de muchas escenografías teatrales y cinematográficas.

2.- Viajes y paisaje
En este apartado se incluye el concepto de paisaje entendido como mirada distante en el tiempo y en el espacio. Es el paisaje visto por los aventureros y los comerciantes de las grandes exploraciones y de los inicios de la expansión mundial del comercio. También es el paisaje del exotismo y de la ruina.

3.- La mirada de la ciudad
En este punto se trata especialmente el paisaje urbano. La ciudad como espacio vital y como espacio de la representación religiosa, mitológica y del poder que deja su impronta en los trazados urbanos; pero también es preciso acercarse, asimismo, a la pintoresca imagen turística de pueblos y ciudades.

4.- El paisaje imaginario
Bajo este epígrafe agrupamos las formas esenciales o arquetípicas que configuran lo que denominamos paisaje. De este modo, con una simple línea que atraviesa todo el cuadro transversalmente ya percibimos un horizonte. Pero en un paisaje imaginario puede acontecer cualquier cosa: como la aparición de una escalera que comunica con el firmamento; o las formas pétreas que se vuelven seres animados; o los seres animados metamorfoseados en montañas o en extrañas formas vegetales; o las vertiginosas constelaciones que, desde Alberto Durero a Miró, han trazado un firmamento de imaginativos seres familiares y fantásticos.

5.- El paisaje de la cultura
Para este bloque, que hemos denominado con este extraño título, se hace referencia al paisaje entendido a modo de instantánea de la época y de las costumbres en que está pintado. El fin es percatarse de cómo se representa la naturaleza construida desde la cultura de cada periodo histórico. El tipo de cuadros, e imágenes en general, que mejor refleja este concepto es el tradicional género de las escenas costumbristas.
Volviendo a las características de este bloque temático se puede decir que la representación de las estaciones y de los meses del año también entrarían dentro de este apartado o subgénero. En realidad, lo propio del paisaje de la cultura es su carácter.