Comunicación

« Atrás

José Ginés (1768-1823). La matanza de los inocentes

José Ginés (1768-1823). La matanza de los inocentes

José Ginés (1768-1823). La matanza de los inocentes

José Ginés Marín (Polop de la Marina, Alicante, 1768 - Madrid, 1823) es uno de los escultores valencianos del siglo XVIII que trabajó y adquirió prestigio lejos de su tierra. Estudió en Valencia en la Academia de Bellas Artes de San Carlos y tras haber ganado varios premios de dibujo y los dos primeros de pintura y escultura en 1783, se trasladó a Madrid con una pensión para estudiar en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Fue escultor de cámara honorario en 1794 y escultor estuquista de Palacio en 1799, académico de mérito de San Fernando en 1814, teniente director de escultura de cámara de Fernando VII en 1816, y director de la Real Academia de San Fernando en 1817. Su fallecimiento repentino, mientras trabajaba en una estatua de Fernando VII, truncó una vida artística centrada finalmente en la escultura.

Su obra refleja de una manera excepcional la versatilidad de un escultor que supo manifestarse en diferentes lenguajes según las necesidades expresivas. Por un lado, en la pura tradición del Barroco, cuya máxima expresión fue su participación en el "Belén del Príncipe", un excepcional conjunto de seis mil esculturas de barro cocido policromado realizado entre 1789 y 1794, que fue encargado por Carlos III como regalo para su hijo, el futuro Carlos IV. Ginés, que colaboró con José Esteve Bonet (1741-1802), realizó la Adoración de los pastores y la serie de La matanza de los inocentes por Herodes, gran parte de la cual se conserva en el Museo de la Academia de San Fernando procedente del secuestro de los bienes del infante don Carlos realizado en 1837. Por otro, y en el más delicado Neoclasicismo, completó hacia 1807 el grupo de Venus y Cupido, expuesto actualmente en el Museo del Prado.

Esculpió en estuco los Cuatro evangelistas de la capilla del Palacio Real de Madrid, composiciones alegóricas como el friso y las sobrepuertas, y las cuatro mesas de estilo etrusco de la galería de estatuas de la Casita del Labrador, en Aranjuez; y también retratos, como el de Isabel de Braganza y Fernando VII, también en el Museo de la Academia de San Fernando. Participó, además, en proyectos efímeros como la escultura del Carro fúnebre de Daoiz y Velarde, o el grupo España y el genio del cristianismo del catafalco de la reina Isabel de Braganza en 1819. También labró las esculturas monumentales de la puerta de Toledo y obras hoy desaparecidas como San Antonio Abad, hacia 1795, para la ermita de La Florida.

Esta exposición, centrada en las figuras del Belén, se incluye en los actos conmemorativos del 250 aniversario de la fundación de la Academia de San Carlos. Las obras, seleccionadas y restauradas para la ocasión, proceden todas ellas del Museo de la Academia de San Fernando.

EXPOSICIÓN
5 febrero - 3 mayo 2020 (PRORROGADA HASTA 6 SEPTIEMBRE 2020)
Sala Ribalta de exposiciones temporales

Comisarios: Felipe V. Garín Llombart (historiador del Arte) y Amparo Carbonell Tatay (catedrática de Escultura - Universidad Politécnica de València)